Síguenos en facebook-liposuccion.lipoescultura twitter liposuccion-lipoescultura  

Ir a Celulitis

Botas de drenaje linfatico

Las botas de drenaje linfático pueden parecerle muy novedosas, pero en realidad, son un complemento a los masajes de drenaje linfático. Actualmente, existen muchos tratamientos que pretenden dar soluciones a problemas contundentes tales como: retensión de líquido, celulitis, cansancio de piernas, estrías, etc. Afortunadamente, el mundo de la dermoestética cuenta cada vez más con variados tratamientos y herramientas clínicas y cosméticas para procurarnos un mejor nivel de vida a la vez que hermosearnos sin problemas. Lo importante, antes de emprender un tratamiento de belleza es estar bien informados. Pues, todos los cuidados de belleza, incluso lo que parecen más inocuos pueden presentar ventajas y desventajas que debemos tomar en cuenta.

Masajes de Drenaje Linfático y Botas de Drenaje Linfático

Existen tres métodos de masaje de drenaje linfático que son los más conocidos y usados, sus nombres son: Método Voder, Földi y Leduc, las diferencias entre estos son mínimas, varían de acuerdo a las técnicas empleadas para el drenaje.

botas-drenaje-linfaticoEl Drenaje Linfático manual es una técnica utilizada por el kinesiólogo para movilizar el líquido retenido en ciertas partes del cuerpo, como por ejemplo, las piernas, y su objetivo es aliviar la hinchazón. Los kinesiólogos profesionales manejan plenamente tanto la anatomía como la fisiología del Sistema Linfático. Cada sesión de drenaje linfático dura aproximadamente desde 45 minutos a una hora. Pueden indicarse como complemento del masaje: medias de descanso con la compresión adecuada, sesiones de presoterapia secuencial o bota neumática (Bota de drenaje linfático)

Drenar significa dar salida al agua detenida, por eso, el drenaje linfático se hace a través de masajes suaves y delicados. La técnica del drenaje linfático manual consiste en hacer llegar a los territorios linfáticos sanos el exceso de líquido acumulado en las zonas de edema por medio de maniobras muy suaves y delicadas. Este masaje debe ser siempre practicado por un especialista en linfología o terapista especializado, bajo la conducción del primero.

Para una buena sesión de Drenaje Linfático es importante la preparación por parte del profesional para que el paciente se sienta absolutamente relajado en un ambiente confortable, se inician las maniobras para preparar a los linfáticos sanos a recibir el incremento de líquido desde la zona del bloqueo linfático a drenar y se finaliza con el movimiento de drenaje a través del método elegido, ya sea, Voder, Földi o Leduc.

Cuando la sesión ha sido llevada a cabo en forma apropiada el paciente sentirá deseos de orinar. Al finalizar la terapia se evaluará si es necesario realizar un vendaje especializado del miembro enfermo, este se utilizará cuando el linfedema se torna blando y reducido, para estabilizarlo se hace uso de un vendaje adecuado, ya que el resultado del tratamiento puede no llegar a ser el esperado.

También se puede recurrir a las botas de elastocompresión, hay dos tipos

Secuencial que tiene varias cámaras, de 2 a 24, en forma de oruga va comprimiendo el miembro.

No secuencial: es decir, de una cámara, en la que el miembro afectado es atrapado y comprimido a lo largo del mismo y de una sola vez.

La disminución del tamaño del miembro se obtiene por el drenaje a través de los linfáticos del líquido (linfa) que se haya en el espacio intersticial.

Los linfáticos superficiales son vasos pequeños y muy frágiles, puede sucede que al usar la bota de elastocompresión, la presión ejercida por esta (la bota de drenaje linfático se usa por un espacio aproximado de 30 minutos) puede dañar e incluso romper los linfáticos superficiales, al romperse estos, se destruyen vías que pueden drenar el exceso de líquido por lo que se torna más difícil el transporte de la linfa. Algunos de estos pueden recomponerse, pero la mayoría se fibrosan, por lo tanto, las botas de drenaje linfático deben usarse sólo bajo indicaciones precisas y con la supervisión médica pertinente, si se observa que la zona se pone colorada, se debe interrumpir el tratamiento y avisar al médico.

botas-drenaje-linfatico-tratamientoPresoterapia y Botas de Drenaje Linfático: En el caso de la presoterapia que es un tratamiento que se realiza para el drenaje linfático, se hace con botas de drenaje linfático o neumáticas las que van incrementando el volumen de aire y el posterior vaciamiento en su interior, realizando un masaje y drenaje desde los pies hasta el abdomen.

Las botas de drenaje linfático están indicadas para tratar diferentes tipos de síntomas como celulitis, retensión de líquido, obesidad y en algunos casos ayuda a palear las varices y en el tratamiento de piernas cansadas.

Las botas de drenaje linfático se van inflando de abajo hacía arriba, generando un vaciamiento de los vasos linfáticos y contrarrestando la acumulación y retensión de líquido en los tejidos de las piernas, vaciando también los excesos de sangre en las venas, lo que es muy beneficioso a la hora de tratar los síntomas de varices y disminuyendo las inflamaciones.

La cantidad de sesiones y la duración del tratamiento dependerán totalmente de los síntomas a tratar, el efecto esperado, y del criterio profesional de quien lo realiza.

(C) 2009 www.liposuccionlipoescultura.com | Todos los derechos reservados | Informes