Síguenos en facebook-liposuccion.lipoescultura twitter liposuccion-lipoescultura  

Ir a Operacion de Mamoplastia

Mamoplastia Reductora

Si los senos son muy grandes, además de que están en desequilibrio con la anatomía, pueden hacer lucir gorda a la paciente más delgada, también pueden ocasionar molestos dolores lumbares e incluso dermatitis. Se considera que un busto excesivo es un factor limitante para las actividades físicas y deportivas y puede predisponer a la obesidad. Si usted mira sus pies y no se los ve, y además siente que su busto es demasiado pesado y desproporcionado y como si lo anterior fuera poco, le causa dolores de espalda vaya pensando en una Mamoplastía Reductora para achicar y modelar el tamaño de sus mamas.

La mamoplastía reductora es la cirugía estética que se ocupa de reducir la grasa, el tejido glandular y la piel de la mamá en aquellos pechos que lucen absolutamente desproporcionados y colgantes como globos enormes, desinflados y tristes sobre un cuerpo que sufre el exceso de volumen y tamaño y que en general puede hacer sentir a la paciente muy insegura de si. La Mamoplastía reductora puede otorgar senos más pequeños, ligeros y firmes. También puede reducir el tamaño de la aréola que es la piel oscura que rodea al pezón. El objetivo del cirujano plástico es a la vez que proporcionar unos nuevos pechos más pequeños y con mejor forma que también estos queden en proporción al resto del cuerpo.

mamoplastia-reductoraSi bien este procedimiento dejará cicatrices permanentes en la zona tratada, estas serán imperceptibles bajo el traje de baño, aún del bikini. Los problemas de cicatrices anchas son más frecuentes en pacientes fumadoras. Se debe aclarar que esta cirugía puede impedir la lactancia, ya que durante la operación se remueven muchos de los conductos que llevan la leche al pezón, por lo tanto, las pacientes que deseen en un futuro amamantar deberán abstenerse de esta cirugía.

Durante las primeras consultas con el médico cirujano sus mamas serán examinadas y medidas, y además serán fotografiadas, pues es necesario tener referencias durante la cirugía y después de está de cómo lucían sus pechos antes de ser operada. Se discutirán variables que pueden influir en el procedimiento como edad de la paciente, tamaño y forma de las mamas y las condiciones y tipo de piel de la paciente. También y para su tranquilidad le contarán de cómo se llevará a cabo la Mamoplastía Reductora.

Las técnicas para realizar una mamoplastía reductora varían, pero la más común deja cicatriz alrededor de la aréola que se extiende hacia abajo siguiendo el pliegue submamario. A través de la incisión alrededor de la aréola se procede a quitar el exceso de tejido glandular, exceso de grasa y piel, y se mueve la aréola y pezón a su nueva posición, una vez finalizada esta etapa, se procede a suturar dándole nueva forma a la mama. En algunos casos se recomienda la Liposucción en complemento a la Mamoplastía Reductora para quitar el exceso de grasa de algunas áreas. En la mayoría de los casos el pezón permanece con sus vasos y nervios. Sin embargo, si las mamas son muy grandes el pezón y las aréolas pueden ser levantados e injertados en una nueva posición, esto puede provocar la pérdida de la sensibilidad en el pezón y el tejido aréolar.

Cuando una paciente se ha sometido a una Mamoplastía Reductora observará que el desarrollo del post operatorio se da en etapas muy diferentes entre sí. Puede que en los primeros 30 días se presente un enrojecimiento propio de la cura y haya una reacción de la piel hacia los puntos. Pasado el primer mes y hasta los 12 meses incluso la cicatriz puede mostrar un espesamiento, pudiendo cambiar de color rojo a amarronado. No se preocupe, es esta una instancia normal dentro del proceso de cicatrización. Pasado 12 a 18 meses la cicatriz se presenta más clara y menos consistente.

Respecto a la cicatriz, dependiendo del tipo de incisión ya sea en la axila, en el surco mamario que es debajo del seno, o en la aréola, se busca hacer la incisión lo menos invasiva posible, es por eso, que en cada procedimiento el médico cirujano aplica lo mejor de su técnica para dejar huellas casi inexistentes, sin embargo, cada paciente responde de distinta forma, pues cada piel reacciona de modos absolutamente diferente al proceso de cicatrización. En pacientes en que se conoce un nivel de dificultad con historial de engrosamiento o mamoplastia-reductora-vendajequeloídes existen tratamientos alternativos indicados que si se aplican en la forma adecuada puede presentarse muy efectivos para minimizar la cicatriz de mamas antes de la operación.

Después de la Mamoplastía Reductora se llevará un vendaje elástico, se podrán tubos de drenaje en cada mama que contribuyen al barrido de sangre y fluido durante 1 ó 2 días al cabo de los cuales se retiran los tubos de drenaje y el vendaje se cambia por un sujetador deportivo que se debe llevar por varias semanas. La paciente podrá sentir molestias que serán tratados con calmantes recetados por el cirujano. El mayor riesgo de la Mamoplastía Reductora es que después de esta cirugía se podría experimentar de forma permanente pérdida de sensibilidad en el pezón y en las mamas provocadas por el edema tras la cirugía, estos se atenúan durante los 6 meses pasadas la operación, pero en algunos casos pueden ser definitivos.

(C) 2009 www.liposuccionlipoescultura.com | Todos los derechos reservados | Informes