Síguenos en facebook-liposuccion.lipoescultura twitter liposuccion-lipoescultura  

Ir a Operacion de Mentoplastia

Mentoplastia de Reduccion

Cuando el mentón es muy prominente puede causarnos pesar, tal vez sentimos que su tamaño no está en armonía con el resto de nuestro rostro. Y aunque en su mayoría todo el cuerpo humano es asimétrico, podemos aspirar a dar una mejor apariencia  a nuestro rostro retocándonos el mentón, en este caso podemos pretender modelarlo, afinarlo, achicarlo de acuerdo a nuestras necesidades por medio de una mentoplastia de reducción. Existe mentoplastia de aumento, cuando el tamaño de la barbilla es tan modesto y con poco carácter que vale la pena ponerse un implante de silicona para dar un equilibrio y más belleza al rostro. En el caso contrario, cuando gozamos de una barbilla super desarrollada, entonces se recurre a una mentoplastia de reducción.

¿Cual es el procedimiento para practicarse una mentoplastia de reducción?

La mentoplastia de reducción es una operación, una cirugía plástica que se lleva a cabo en un quirófano, la realiza el médico cirujano y su equipo médico. Siempre es bueno, recurrir a uno recomendado, sino se conoce a nadie que haya pasado por la experiencia de achicarse el mentón,  se puede probar con el dentista de cabecera, probablemente este profesional si tenga conocimientos de un buen cirujano plástico.   

Antes y despues de una mentoplastia de reduccionEs imprescindible, no elegir a cualquiera. Se debe evaluar al médico que nos intervendrá durante la consulta o varias consultas que realicemos antes de proceder a operarnos el mentón. Este tiene el deber de explicar con claridad sobre los alcances de la cirugía, sus ventajas, sus limitaciones y riesgos. Es importante que haya empatía, que la persona que acude a la consulta se sienta en confianza para preguntar, él médico no sólo está encargado de realizar la cirugía estética, sino también de dar contención a su paciente,  por eso es recomendable observar al candidato que se encargará de la mentoplastia de reducción, que se muestre seguro de lo que diga y que el consultante se sienta cómodo en la visita, y no menos importante es, fijarse si es un médico certificado por alguna sociedad de cirugía plástica, que tenga credenciales que acrediten su bagaje en esta rama de la profesión.

Previo a la cirugía probablemente será necesario practicarse un chequeo medico cardiovascular que incluya radiografía de tórax, ecocardiograma en algunos casos y perfil de laboratorio. Toda esta información es evaluada por el anestesiólogo quien determinara si el candidato es apto para pasar por el quirófano sin sobresaltos, ya que los riesgos en una intervención quirúrgica siempre deben tenerse presentes, y por lo mismo tomar los recaudos para que estos no nos sorprendan, y saber como proceder dado el caso.

Sería recomendable antes de realizarse la mentoplastia abstenerse de consumir aspirinas, ibuprofeno y derivados de estos que incrementan el sangramiento. Además se debe interrumpir la administración de antiinflamatorios  no esteroides por lo menos durante una semana antes de la cirugía. Estos medicamentos funcionan como anticoagulantes de la sangre, eso quiere decir que impiden la coagulación normal, lo que conduciría a un mayor riesgo de sangrado y moretones. El consumo de alcohol y cigarrillos tampoco es recomendable, sobre todo si existe la decisión de intervenirnos quirúrgicamente, una buena decisión sería apartarnos de ellos por un buen período, un mes sería ideal, de todos modos su cirujano sabrá orientarle. 

¿Cómo se realiza un mentoplastia de reducción?

Radiografia antes de una mentoplastia de reduccionPara reducirse el mentón es necesario tener por lo menos veinte años, ya que se considera que esta es la edad en que la barbilla ha terminado de desarrollarse. Se usa anestesia local, aunque puede eventualmente requerirse el uso de anestesia general, esto depende de la complejidad de cada intervención y de las características de la zona a tratar.  Para la reducción de la proyección ósea se realiza una pequeña incisión, es decir, se abre un espacio a través de la boca, cerca del labio inferior o debajo del mentón, el cirujano separa el hueso ubicado en la punta del mentón, y procede a dar forma y quitar el exceso de hueso haciendo que el contorno operado quede con las proporciones adecuadas. Hecho esto, se vuelve a ubicar la punta del hueso junto con la sección restante del mentón , se sostienen ambas partes usando alambres y placas, y se procede a suturar, todo lo anterior podría demorar de una a dos horas.

Probablemente, una vez superada la instancia del quirófano, la persona intervenida sufra inflamación durante varias semanas o meses hasta que el hueso cicatrice. Asimismo no se descarta la posibilidad de alguna infección, inherentes en toda cirugía, aunque siempre y a modo de prevenir el especialista recomienda el uso de antibióticos y analgésicos.   Otro efecto secundario puede ser un leve daño a los nervios cercanos al área en que se practicó la cirugía estética, insensibilidad en el labio inferior y en el mentón, esto es pasajero, es el proceso lógico que cursa la persona operada. Espere a superar la hinchazón y hematomas para apreciar los efectos del bisturí sobre el nuevo y proporcionado mentón.


(C) 2009 www.liposuccionlipoescultura.com | Todos los derechos reservados | Informes